Una vez terminados los Grand Slams de la temporada veraniega y los Juegos Olímpicos, me gustaría ofrecer un análisis a posteriori de algunos de los hechos acontecidos. Como siempre, intentaré hacer hincapié en los pilares del tenis, la técnica, la táctica, la preparación física y el aspecto mental, haciendo especial énfasis en el US Open y en las Olimpiadas.

Me gustaría analizarlos con la perspectiva del tiempo, y añadir así alguna pieza más a nuestra “caja de herramientas” del tenis. ¿Qué conclusiones podemos extraer del US Open 2016?

En primer lugar, me gustaría destacar el estadio. La impresionante pista cubierta, con un techo que casi llega a rozar el cielo, donde puedes ejecutar cualquier tipo de golpe y desplegar cualquier estilo de juego. Por fin, los jugadores no han tenido que combatir el viento en la pista central, lo que se ha reflejado en una mejoría en la calidad del juego, aunque cerrar el estadio no ha ayudado a reducir el ruido de la pista, lo cual ha podido hacer mella en la concentración de los jugadores.

1

Analizando el recorrido de Djokovic hasta llegar a la final vemos que sólo tuvo que jugar un par de partidos difíciles, de los que se recuperó bien y le ayudaron a llegar en perfectas condiciones a la final.

Analizando ahora a Nadal, vimos que a pesar de estar desplegando actualmente un mejor tenis ha pasado de ganar todos los puntos claves y de ser uno de los jugadores más fuertes mentalmente del circuito a perder esos puntos y volverse vulnerable.

Sentimos un poco de celos al ver seis u ocho jóvenes jugadores americanos por debajo de los 20 años a los que se le vaticina un gran futuro por delante, y quienes, si todo va como lo esperado, dominarán este deporte en unos años.

Nos sorprendió ver como Murray tiraba ocho juegos debido al ruido en la pista central, cuando iba ganando 2-1 y 1-0 y tenía el partido controlado, y sin embargo Nishikori se puso 2-0 en el quinto set. Se puede pensar que esos errores no son posibles en un jugador que quiere llegar a ser número 1 del mundo, pero la fatiga y el cansancio mostraron sus efectos nuevamente.

2

Merece una mención especial reseñar el comienzo de un cambio generacional en el tenis femenino, y destacar que la número 1 del mundo Kerber ha llegado a la cima y tiene intención de quedarse. Wozniaki también ha vuelto con fuerza, y Vinci completó un gran torneo, alcanzando los cuartos de final y defendiendo su título de 2015.

3
En el tenis masculino, desde mi punto de vista, los pilares tanto físicos como mentales de Djokovic han dado un pequeño bajón. Él, que parecía imbatible e incansable se ha vuelto vulnerable debido a sus últimas derrotas. Muchos de los jugadores que iban siendo eliminados en el torneo le daban a él como principal favorito, y ciertamente consiguió meterse en la final. Sin embargo, se le vio con muchas dudas durante el partido, y Wawrinka supo sacar provecho a esta situación con gran determinación.

Me impactó ver la superioridad de Wawrinka en cuatro de estos pilares: aspecto mental, táctico, físico y técnico. Fue sorprendente la forma en la que dominó el juego frente a Djokovic, y que a pesar de su superioridad, no mostrase en ningún momento sus emociones , no se le vieron signos de celebración alguna hasta que no consiguió el punto final del torneo. Este hombre debe estar hecho de acero.

Sep 11, 2016; New York, NY, USA; Stanislas Wawrinka (SUI) reacts during his match against Novak Djokovic (SRB) on day fourteen of the 2016 U.S. Open tennis tournament at USTA Billie Jean King National Tennis Center. Mandatory Credit: Susan Mullane-USA TODAY Sports

Este año el desarrollo del US Open se ha visto algo alterado, principalmente debido a la disputa de los Juegos Olímpicos en el mes de agosto, lo que supuso para los jugadores una dura barrera tanto en lo físico como en lo mental. Con las Olimpiadas tan cerca, los jugadores han tenido que hacer un esfuerzo enorme y esto ha tenido diferentes consecuencias. Algunos jugaron extremadamente bien y ganaron y otros perdieron. Todos ellos fueron con gran energía y entusiasmo a Nueva York pero solo algunos fueron capaces de reflejarlo en la pista, como por ejemplo Del Potro, Nishikori y Wawrinka. Otros jugadores acabaron agotados, o no tuvieron el tiempo suficiente para recuperarse de sus molestias, fueron los casos de Djokovic, Nadal, Murray

Los jugadores compiten en Europa en Mayo, Junio y Julio, y en Agosto viajan a Estados Unidos para comenzar el US Open en las mejores condiciones. En los años en los que hay Juegos Olímpicos, éstos coinciden con la disputa del Grand Slam, por lo que los jugadores se ven obligados a realizar un gran esfuerzo extra, especialmente cuando tienen que jugar en un continente diferente. Además de eso, cuando las Olimpiadas se retrasan hasta mediados de agosto, como ha ocurrido este año, todo se vuelve mucho más complicado.

Retrocedamos hasta Agosto de 2008 en Beijing. Nadal ganó las Olimpiadas y estaba exhausto después de sus victorias en Paris, Londres, US ATP Masters, y los Juegos Olímpicos – todo esto en menos de dos meses. Llegó a Estados Unidos y perdió.

Julio 2012, Londres. Murray ganó las Olimpiadas solo dos o tres semanas después de Wimbledon. Viajó a Nueva York con tiempo suficiente para llegar en buenas condiciones y ganó.

Agosto 2016, Rio. Murray ganó en Londres y Rio, pero llegó exhausto a Nueva York y perdió en semifinales después de una pobre actuación en el cuarto y el quinto set debido a un bajón tanto físico como mental.

5

Es un hecho que el tenis es un evento Olímpico que beneficia tanto al deporte como a los Juegos. Los organizadores, sin embargo, deberían reducir el número de torneos en aquellos años en los que se disputan los Juegos Olímpicos, especialmente cuando éstos tienen lugar en un continente diferente. Es imposible que los jugadores sean capaces de jugar a su máximo nivel en un Grand Slam en Junio (Paris), en Julio (Londres), en Agosto (Olimpiadas) y de nuevo en Septiembre (Nueva York). Jugando cuatro meses seguidos sin descanso a la vez que viajan por todos los continentes, es algo realmente imposible. Y después de todo esto nos seguimos preguntando el porqué de ciertos resultados o de ciertas lesiones.

Imagino que todo es una cuestión de intereses, y no de si Murray pierde o si Nadal hace un esfuerzo descomunal, pero creo que deberíamos buscar alternativas para facilitar que los jugadores puedan prepararse físicamente y así puedan estar aptos para competir en las mejores condiciones posibles. Estoy seguro que la medalla de Oro Olímpica les hace sentirse muy orgullosos y que su victoria queda reflejada en los anales de la historia para siempre. Pero  además de no recibir ningún punto por disputar los Juegos Olímpicos, a menudo tienen que pagar un precio muy elevado. Murray, perdió la oportunidad de convertirse en número 1; y Nadal, haber sido capaz de reengancharse a la élite del tenis y porque no levantar un trofeo de nuevo.

Para finalizar, me gustaría plantear una pregunta que nunca sabemos cómo responder. Sin la disputa de los juegos Olímpicos, ¿se hubiesen dado los mismos resultados? Y además, si las Olimpiadas son como un Grand Slam ¿por qué no se les concede a los jugadores más tiempo para prepararse de cara al siguiente torneo?

¿Qué piensas tú?

Un Comentario

Deja un comentario