Nota TB: Aunque a fecha de hoy (4 de noviembre) Rafael Nadal ha logrado tres títulos en lo que va de temporada (Hamburgo, Stuttgart y Buenos Aires), además de alcanzar las finales de Madrid, Pekín y Basilea, y las semifinales de Shanghai, y lograr su clasificación para el Masters, esta sesión significará para él la primera desde 2004 en la que no ha logrado un solo título de Grand Slam, y la primera en la que ha descendido al décimo puesto de la lista mundial, el más bajo de su historia desde el 18 de abril de 2005 (11). Muchas son las razones que pueden haber propiciado ese descenso de títulos y de clasificación. Y este es el primer comentario que nuestro analista desmenuzará a continuación.

Por Jan Kodes

Es muy difícil conocer los sentimientos del jugador profesional cuando pierde un tanto la confianza en sí mismo pero aun está jugando muy bien. Me gustaría comenzar mi opinión sobre Rafael Nadal comparándolo con Roger Federer.

Todo el mundo durante esta temporada está hablando sin parar acerca del juego de Roger y sobre sus últimas actuaciones, aun así, él no ha ganado ningún título de Grand Slam últimamente.

Ciertamente, Roger cambió su estrategia de juego; se dio cuenta (o quizá fue aconsejado por Stefan Edberg) que ya no estaba capacitado para jugar igual desde el fondo de la pista contra “jovencitos” debido a su edad y capacidad física, incluso disfrutando de un buen estado de forma. Roger, desde mi punto de vista empezó a mentalizarse bajo la premisa de que perder, a estas alturas y con una carrera a la altura de las mejores de la historia, no suponía ninguna tragedia. Empezó a jugar tomando más riesgos que nunca, yéndose a la red muy pronto, intentando evitar en lo posible los largos peloteos, incluso en los puntos importantes. Sabe que los puntos largos no solo le desgastan en mayor medida que a sus rivales más jóvenes sino que además sus posibilidades de ganarlos no son altas. Por supuesto, puede hacer eso porque su servicio es muy efectivo y porque es capaz de llegar a la red muy rápido. Quizá ha perdido potencia muscular y velocidad en los rallies, así que toma muchos riesgos golpeando bolas ganadoras desde el fondo, incluso cuando está dentro de la pista golpea medias voleas o sube a la red después de un segundo servicio, lo cual nunca asustó a sus rivales para cometer errores en los passing shots. Roger es muy listo y no tiene miedo a perder… ¿por qué debería de tener miedo? Él lo ha ganado ya todo, es feliz en la pista viajando con su familia y disfrutando de estar en el circuito, los fans le adoran, todavía le gusta competir, el dinero está ahí y a él le gusta mostrar que es una súper estrella.

Rafael Nadal es todo lo contrario, el hombre con el record histórico de nueve títulos de Roland Garros, ex número uno del mundo, campeón de Wimbledon, Australia y el US Open, ganador de la Copa Davis con su país, vuelve a la pista igual que antes, pero con mayor responsabilidad, con la mirada muy seria, ¡la misma que tenía probablemente durante su primera final de Grand Slam! Su juego no es el mismo, porque en mi opinión él está jugando más seguro, temeroso de golpear cerca de las líneas, jugando de forma muy pasiva, esperando siempre el error del rival. Sus grandes golpes son mucho más cortos que antes, dándole más opciones a sus rivales de devolverle puntos directos. Rafael tiene problemas de salud también y volver no ha sido fácil, perdió unos cuantos partidos, los jugadores han dejado de tenerle respeto en la pista…Rafa debe cambiar su estrategia de juego, tiene que jugar con mucha más valentía, meterse dentro de la pista y presionar más a sus rivales. Debería obtener mejores resultados de su servicio al ser zurdo como lo hacían Drobny, Laver, Leconte, Fraser, López, Ivanisevic, Llodrá, etc. e intentar ser más agresivo como estos jugadores. Su revés debería ser más “drive”, y sus golpes liftados están empezando a quedarse cortos y sin mucha potencia. Además, Rafa debería entrar a la pista como alguien que no necesita demostrar nada a nadie, su juego no debería basarse solo en su gran defensa. Yo sé que él todavía quiere ganar y demostrar…pero esas victorias nos son tan importantes y necesarias como lo eran antes, y debería aceptar este hecho. Yo vi a Rafa subir a la red para ganar un punto importantísimo en su primera final de Wimbledon, pero no lo he vuelto a ver, ¿está asustado? ¿Por qué? Él juega ahora con menos riesgos que antes. Todas estas sensaciones es solo mi opinión acerca de Rafa, él parece estar más nervioso durante los partidos. Necesita reconsiderar sus opciones de nuevo…se debería relajar más, estar feliz en la pista como Jimmy Connors, que siempre dice “juego por los fans” y estoy seguro de que podría llegar a estar de nuevo arriba. Su calendario es también muy importante, ¿necesita jugar tanto en pista dura? Lo que necesita es replanteárselo todo de nuevo como antes…él es un gran campeón y espero que lo siga siendo.

Deja un comentario