El cuadro del Open de Australia ha sido ya sorteado. Todos los jugadores, menos los qualy aún inmersos en su lucha por asomarse al cuadro principal, saben ya el panorama que les espera a partir del lunes. Veamos cual es el de los principales favoritos.

1º cuarto

Novak Djokovic, como cabeza de serie número 1, encabeza el cuadro. Dos primeras rondas teóricamente muy accesibles -debuta con Chung, el prometedor teenager coreano- para encontrarse presumiblemente en diecisisavos con el primer cabeza de serie en su camino, Andreas Seppi. H2H de 11-0 para el serbio. En octavos podría encontrarse con Karlovic o Simon. No le habrá hecho mucha gracia ver al croata tan cerca. Karlovic es el único jugador en activo que tiene balance favorable ante Djokovic habiendo disputado tres partidos o más (1-2). Aparte de esto, que podría ser anecdótico, sabido es que nadie quiere enfrentarse al bueno de Ivo; pasarse horas viendo desfilar los aces, sin ningún ritmo, y a la espera de que flaquee en algún momento o jugársela en los tie breaks, no es plato de gusto para nadie. No resulta difícil imaginar al serbio poniendo alguna vela para que le saquen a Karlovic del camino.

En cuartos, los rivales más probables serían Tsonga o Nishikori. El primero tendría como rival más duro en las primeras rondas a Benoit Paire, al que aventaja 3-0 en sus duelos particulares. En cuanto al japonés, tendrá que vérselas en primera ronda con Kohlschreiber, con quien nunca ha jugado anteriormente y después probablemente con García-López (2-0 para Nishikori). Si finalmente se diera ese octavo Tsonga-Nishikori, las cosas están 4-2 para el japonés, aunque el último enfrentamiento se saldó con victoria francesa, en Roland Garros el año pasado.

Para Djokovic cualquiera de los dos supondría el primer desafío serio, excepción hecha del pim-pam-pum que podría tener que soportar con Karlovic. Con Tsonga el H2H está 14-6, con la última victoria del francés en Canadá 2014. A Nishikori le domina 5-2, pero el japonés ya le ganó en un Grand Slam, en las semis del US Open 2014. Lo cierto es que ambos han podido derrotar al «djoker» en más de una ocasión. Cuadro complicado para Djokovic que, eso si, evita un temprano enfrentamiento con Nadal.

2º cuarto

El segundo cuarto del cuadro lo encabeza Roger Federer, así que teóricamente sería posible una semifinal con Djokovic. Mucho antes de eso el suizo deberá dejar en la cuneta a unos cuantos rivales, empezando por Basilashvili con quien debutará. Después Dolgopolov (2-0) o Berankis para enfrentarse teóricamente en diecisisavos con Dimitrov, 4-0 en el H2H y un último partido muy reciente, en Brisbane donde el búlgaro pudo anotarse por primera vez un set.

En el horizonte de octavos aparecen Thiem (1-0, hace unas pocas fechas en Brisbane) y Goffin (3-0), además de algunos posibles outsiders como Edmund, Benneteau o Stakhovsky, de ingrato recuerdo para el suizo. En cualquier caso, nadie que represente un auténtico desafío para un Federer a su mejor nivel.

En cuartos, el rival teórico sería Berdych, cabeza de serie número 6 del torneo. Claro, que al checo le ha tocado en suerte uno de los premios gordos del sorteo, nada menos que Kyrgios, la gran esperanza australiana, con quien se enfrentaría en tercera ronda. El  joven»aussie», sin duda una de las grandes atracciones del torneo, viene de conseguir cuatro victorias en la Copa Hopman, una de ellas ante Murray, mostrando un juego muy convincente. Nunca se han enfrentado previamente, así que no hay referencias.

Por ese lado del cuadro caminan también Cilic y Coric, que se enfrentarían en segunda ronda, así como Bautista-Agut, todos con legítimas aspiraciones de alcanzar los soñados cuartos de final.

3º cuarto

Wawrinka, como cabeza de serie número 4, lidera este cuarto del cuadro. No se puede decir que el suizo haya tenido mucha suerte en el sorteo. Debuta con Tursunov y ya en tercera ronda le puede tocar con Sock o Rosol, incómodos ambos donde los haya. En octavos aparece en su horizonte Raonic, reciente vencedor de Federer en Brisbane; ciertamente «The Man» muestra un contundente 4-0 ante el canadiense en sus duelos, pero no cabe duda de que Milos es probablemente el rival más duro que le podía haber caído en cuarta ronda.

Para los teóricos cuartos, el más difícil todavía: Rafael Nadal al aparato. El español ya sabía que tendría a un top-4 en su horizonte de cuartos, así que es de suponer que Wawrinka no le haya parecido la peor de las posibilidades, aun considerando la enorme dificultad del enfrentamiento. El 16-3 que registra el cara a cara entre ellos es engañoso, ya que el suizo tiene un 3-2 favorable desde 2014, comenzando por la famosa final de Australia hace dos años y que significó un punto de inflexión en la carrera de ambos.

Rafa tendrá que desbrozar su camino antes de ese duelo. En principio, su panorama parece bastante despejado. Debut con Verdasco (14-2) y después presumiblemente Chardy (2-0) y Monfils (11-2) o Anderson (3-0) en octavos. Un sorteo a priori muy afortunado y que le podría permitir, si juega a su mejor nivel, llegar a las rondas finales con poco desgaste.

4º cuarto

Andy Murray iniciará su singladura en el torneo jugando con Zverev, el joven prodigio alemán de 18 años. Después, un panorama aparentemente plácido para encontrarse en octavos con Fognini o Tomic. El italiano tiene un buen resultado contra él (2-2) aunque no juegan desde Valencia 2014.  Con el australiano el cara a cara  está 3-0 pero no hay que olvidar que Tomic juega en casa, que es un ídolo local y que en un día inspirado puede ganar a cualquiera.

Por la parte de arriba va Ferrer que puede tener el honor de despedir a Hewitt del tenis profesional si se encuentran en segunda ronda. Para octavos, un posible enfrentamiento con Isner (6-1 para el de Jávea).

En cuartos de final, Murray siempre sería el favorito. Con Ferrer está 18-6, siendo 4 de las 6 victorias del español en tierra batida. Además, el escocés ha salido victorioso en los últimos 5 encuentros. Con Isner el cara a cara es aún más contundente, 5-0 para el escocés.

Hasta aquí las cuentas, los pronósticos y la lógica. Luego, como siempre, las victorias se dirimirán en la cancha, donde todos empiezan cero a cero y no hay otra que jugar más y mejor. Esperemos que, ante todo, tengamos un magnífico Open con grandes partidos. Y que gane el mejor

 

Gabriel Garcia / thetennisbase.com

Deja un comentario