El futuro del tiene visos de ser brillante gracias al tenis masculino en Australia, cierto?

Tenemos tres jugadores jóvenes labrándose un nombre en el circuito de tenis y ellos son los responsables de mantener bien alta la bandera del país tal y como lo marca nuestra tradición.

Bernard Tomic – 23 años, 1,93 m, mejor ranking ATP 17, mejor resultado en Grand Slam: ¼ final en Wimbledon, 3 títulos ATP, 1 de 2 en victorias sobre top 10 en 2016.

Nick Kyrgios – 21 años, 1,93 m, mejor ranking ATP 19, mejor resultado en Grand Slam: ¼ final en Wimbledon y en el Open de Australia, 1 título ATP, 5 de 10 en victorias sobre top 10 en 2016.

Thanasi Kokkinakis – 20 años, 1,96 m, mejor ranking ATP 69, mejor resultado en Grand Slam 3ª ronda de Roland Garros, 0 títulos ATP, 0 victorias sobre top 10 en 2015.

Ahí están sus mayores credenciales y sus resultados más destacables, datos dados sin tener en cuenta sus habilidades tenísticas.

Tomic da la sensación de tener más de 23 años debido a su temprana explosión en el circuito, empezó a disputar partidos de Grand Slam ya en 2009. Su estilo relajado y algo falto de coraje ha creado a veces dudas en todos aquellos que le siguen, y se preguntan si realmente aspira a convertirse en un jugador ganador.

Es un jugador que se caracteriza por destrozar la bola en cada golpe cuando quizás hay ocasiones en las que es prioritario usar la fuerza con un toque de efecto.

Con la ventaja de su altura, su servicio se hace letal de cara a los rivales pero quizás la falta de agresividad al resto y la poca solidez jugando desde el fondo de la pista le hacen ser una amenaza menor de lo que podría ser en el tenis que se juega hoy día. Tener la capacidad de golpear la bola buscando las esquinas es una gran ventaja pero también esta cualidad se debe combinar con paciencia y precisión, además de un buen estado de forma que te permita disputar puntos largos con la mayor solidez posible.

El estado de forma no es (todavía) una de las grandes virtudes de Tomic y en torneos como los Masters Series/Grand Slam donde el tiempo en pista aumenta considerablemente esto se convierte en un duro obstáculo difícil de superar para Bernard Tomic. Sería buena señal si él consiguiese ganar los puntos largos golpeando la bola con energía en vez de masajearla.

Bernard Tomic defeats Brian Baker in the first round.

Por ahora, Tomic debe concentrar todas sus fuerzas en escalar los mayores puestos posibles en el ranking a la vez que va quemando etapas en su formación hasta ser capaz de sacar el máximo partido posible a su potencia y altura y así le permita ser más efectivo de cara a sus enfrentamientos contra los top 10.

Kyrgios nunca tuvo dudas en su adaptación desde los puestos altos del ranking junior al nivel ATP. El factor X fue evidente para Pat Cash cuando estaba al frente del equipo junior de Copa Davis hace unos años. Él tenía la esperanza de que el destino de Kyrgios estaba en llevar a lo más alto al tenis Australiano y que él lo vería algún día.

Las virtudes de Kyrgios son claras…..midiendo 1,93 se hace pronto con el control debido a su devastador servicio a ambas esquinas del cuadro de saque, es un arma muy poderosa que hace retroceder al rival y le obliga a jugar a la defensiva.

Si consigue poner el resto dentro………midiendo 1,93 es capaz de golpear la bola a cualquier esquina de la pista en señal de que quiere recuperar cuanto antes la iniciativa en el punto. Su objetivo no es simplemente aguantar la bola desde el fondo, lo que quiere Nick es tomar el control.

Su habilidad para moverse velozmente en cada punto que juega al servicio debe sentirse enfrente como un maremoto que se te viene encima rápidamente y no sabes cómo escapar de él. Sólo sientes que estas a salvo cuando acaba el juego.

20160401_013056_pqdvYjz_thumb

No te atrevas a intentar alargar los puntos simplemente manteniendo la bola en juego….midiendo 1,93 tiene la opción de moverse rápidamente hacia delante para volear y exhibir en la red otra arma letal que puede usar cuando lo necesite.

Medir 1,93 también tiene sus inconvenientes. Este talentoso joven tiene problemas en los desplazamientos, sobre todo cuando tiene que recuperar la posición desde la esquina de la pista e incluso cuando le empujan hacia fuera desde el centro de la pista. Con su revés golpea ante la más mínima oportunidad y recupera así el control del punto aunque sea de una forma un poco desordenada.

En 2016 continua con su silenciosa escalada en el ranking, comenzó la temporada como el número 30 del mundo y ya se ha instalado en el top 20 gracias a su primera victoria ATP y al trabajo duro en la pista, tanto a nivel técnico como físico y mental. Todo este trabajo ha dado resultado en forma de victorias, cinco de ellas sobre jugadores top 10 en este 2016 – impresionante.

Para llegar a este grupo de elite del top 10 hay que aprender a manejar la presión que conlleva ser un gran jugador, los altibajos, saber llevar los buenos y malos días, quizás todo esto lo aprenda de cara a 2017.

Mi ciudad natal, Adelaida, ha tenido bastantes jugadores que han destacado en el circuito ATP en los últimos años.

Brod Dyke – número 35
John Fitzgerald – número 25
Darren Cahill – número 22
Mark Woodforde – número 19
Lleyton Hewitt – número 1

El siguiente protagonista es Thanasi Kokkinakis, a ver si sois capaces de detectar la tendencia de este artículo.

TK tiene cualidades y recursos de sobra para convertirse en un jugador que se pueda instalar cómodamente en el top 20 e incluso aspirar a un mejor ranking.

XXX of ZZZZ plays a forehand in his/her first round match against XXXX of ZZZZZ during day one of the 2015 Australian Open at Melbourne Park on January 19, 2015 in Melbourne, Australia.

La ventaja de Thanasi ha sido estar en un segundo plano por detrás de Tomic y Kyrgios desarrollando un juego que inicialmente tenía críticos (yo incluido) que pensaban que incluso podía ser capaz de llegar a eclipsar a ambos.

Sin embargo los problemas físicos han afectado mucho a TK y se ha tenido que someter a diversas cirugías en diferentes zonas debilitadas de su estructura ósea de 20 años.

La temporada 2015 estaba siendo brillante pero de repente aparecieron algunos problemas en la espalda a final de año y debido a ello perdió la oportunidad de ganarse un nombre en el circuito y de subir puestos en el ranking. Nada más empezar 2016 anunció que tenía que pasar por el quirófano debido a un problema en su hombro y que la lesión requería además un largo periodo de rehabilitación.
Roland Garros ha pasado y Kokkinakis aún no ha reaparecido. El mundo está expectante ante la temporada de hierba y todos desean darle la bienvenida aunque sea una superficie en la que ha dicho varias veces que no se siente del todo cómodo.

La nueva ola de jugadores Australianos no se adaptan tan bien a la hierba como lo hacían las generaciones anteriores, su forma de jugar no se basa en movimientos atléticos rápidos hacia delante pasa subir a la red y a menudo se encuentran desconcertados en la pista.

TK puede volear pero él prefiere subir a la red cuando ya tiene el control del punto. Sufre bastante con las voleas bajas y olvida tapar los huecos, es decir, es capaz de llegar a la red pero después no consigue ganar el punto en la volea. Aún tiene que trabajar más su revés y el desplazamiento sobre la pista.

Habiéndose perdido los 6 primeros meses de la temporada…..volviendo al circuito ATP en una superficie que no es su favorita……donde las estadísticas de servicio medirán rápidamente cómo ha evolucionado de su lesión en el hombro, es posible que tengamos que esperar hasta mitad del 2017 para ver al verdadero Kokkinakis.

Deja un comentario