Hablar sobre los resultados de Novak Djokovic durante la temporada 2015 nos podría llevar mucho por lo que solo voy a recordar sus resultados más importantes: Novak ganó este año 3 títulos de Grand Slam (Australia, Wimbledon y el US open) y además consiguió 11 títulos, actualmente es el único jugador que puede ganar todo esto en una sola temporada. Históricamente se ha convertido en el tercer jugador por detrás de Rod Laver y Roger Federer en disputar las cuatro finales de Grand Slam en una misma temporada.

A sus 28 años todavía tiene buenas opciones de ganar mucho más, de conseguir más títulos de Grand Slam, ¿por qué? Porque, por ejemplo, mostró su dominio en el Open de China, donde fue capaz de ganar el torneo sin perder un solo set. Su juego comparado al de sus rivales (Federer, Nadal o Murray) está todavía evolucionando y haciéndose mejor cada día. ¡Esto es simplemente brillante!

Su servicio colocado, y especialmente sus restos es sin duda lo más destacable debido a su altísima velocidad de reacción y a su alto porcentaje de restos durante los partidos. Su fortaleza mental y profunda concentración son aspectos muy importantes como es obvio. Su fortaleza física es sin duda la mejor de entre todos los Top 10 del circuito.

La forma en la que maneja los partidos es inteligentísima, no regala puntos fáciles a sus rivales manteniendo puntos largos sin cometer errores, esperando su oportunidad. Él juega con muchísima confianza sabiendo que sus movimientos en la pista le otorgan mucha ventaja. Sus rivales pierden la paciencia y entran en pánico, arriesgan con golpes complicados lo cual a la larga no les resulta una táctica acertada y acaban cometiendo errores.

Además, Novak últimamente está siendo capaz de atacar, sube a volear a una gran velocidad,  ha mejorado bastante su juego de red, empezando a usar voleas cortas y dejadas más a menudo. Novak está sabiendo cambiar el ritmo de los partidos, algo que a la mayoría de los jugadores no les gusta.

¿Por qué empieza ahora a mostrar su dominio? En resumen, él es capaz de desarrollar su juego en cualquier superficie, ya sea indoor o outdoor. Se podría hablar de la frustración que supuso el perder en Roland Garros, pero Novak ha demostrado que su juego en tierra batida está fuera de toda duda ganando torneos como los de Roma, Monte Carlo o Madrid. Conquistar Roland Garros es sólo una cuestión de tiempo creo yo.

Roger Federer resulta un buen ejemplo para él ya que ambos jugadores descubrieron que el Open de Francia en Roland Garros puede ser el Grand Slam más difícil de conseguir. Jugar al mejor de cinco sets en tierra batida es un gran test tanto físico como mental debido a la paciencia con la que hay que jugar debido a la lentitud de esta superficie y al desgaste físico que conlleva. Este torneo es un test de casi todo: inteligencia, seguridad en los golpes, test para las piernas, destreza, deseo y hambre de conseguir el título.

Ganando la semana pasada el Masters en Londres, Djokovic nos muestra de nuevo su dominio cuando después de perder en la batalla de grupos contra Federer es capaz de mantenerse fuerte mentalmente e imponerse en los dos últimos partidos a Nadal y Federer. Ambos encuentros mostraron quien es el auténtico rey del circuito actualmente.

En mi opinión, Novak Djokovic con su actual número de puntos ATP tiene bastantes opciones de  mantener su primera posición en el ranking durante dos o tres años más, siempre y cuando le respeten las lesiones…

Deja un comentario